Durante la revolución industrial la población inició un movimiento impresionante que duró varios años en el que casi el 85% de la población dejó sus raíces en los pueblos para trasladarse a las grandes urbes. Esto hizo desaparecer muchísimas aldeas que hoy en día son consideradas pueblos fantasmas pero parece que de un tiempo a esta parte el camino se hace a la inversa. Los jóvenes (y no tan jóvenes) cansados del asfalto, la contaminación y el estrés de la gran ciudad, intentan volver a una vida tranquila en el campo, aunque a veces esto resulte demasiado complicado.

En Tolón Tolón oímos el cencerro del ganado, olemos el aire fresco del campo y caminamos por calzadas de tierra. Somos un grupo de jóvenes que apuesta por lo ecológico, lo natural, la vuelta al campo y el mundo rural sin desprendernos de la tecnología, porque apoyamos la innovación siempre y cuando ésta respete al medio ambiente.