Cocina sostenible, ecológica y natural con los mejores ajos españoles

Cocina sostenible, ecológica y natural con los mejores ajos españoles

Nuestro país es conocido a lo largo y ancho de todo el planeta por múltiples razones y es que por todos es sabido que España es una gran potencia en lo que al turismo se refiere, pero este, no es el único caso de éxito, también somos grandes exportadores de productos de calidad. Multitud de compañías alimenticias se interesan año tras año por nuestros bienes, desde el aceite de oliva obtenido de los olivos andaluces, los vinos que nacen de los diferentes cultivos que poseemos en nuestra geografía, las naranjas valencianas, el espectacular marisco de Galicia o los jamones producidos en Extremadura son solo un ejemplo de la multitud de alimentos que vendemos al mundo. Además de estas sabrosas opciones que os hemos comentado, de nuestra tierra también presumimos nuestras patatas, girasoles o  trigo y por supuesto por la importancia de nuestras huertas y es que de ellas obtenemos para todo el mundo las mejores cebollas, lechugas, tomates, calabacines, fresas y por supuesto, ajos, prácticamente un elemento fundamental en nuestra cocina y el producto a través del cual compañías como Ajos Imperio desarrollan su actividad comercial preparándolos y sirviéndolos para todo el planeta.

En nuestro país se cultivan cada año ajos de manera ecológica y natural para satisfacer las necesidades de los consumidores, pero también se hace de forma sostenible, de tal forma que cada cierto tiempo se le da a la tierra el descanso que se merece para no cansarla y, mientras tanto, esta producción se lleva a cabo en otros terrenos.

En lo que respecta a la cocina, con los ajos como elemento principal, podemos llevar a cabo multitud de recetas que nos pueden salvar días en los que no tengamos demasiadas ganas de cocinar como las que a continuación os proponemos:

  • Tortilla de ajo y perejil: con un huevo, un puñado de perejil, sal, aceite de oliva y cuatro dientes de ajo podemos preparar una buena tortilla. Primero batiremos el huevo, pelaremos, picaremos los ajos y los echaremos al batido para luego con el perejil lavado, añadirlo. Echaremos sal y removeremos la mezcla. A continuación, verteremos aceite en una sartén y freiremos el batido por los dos lados. Una vez hecha, ya solo nos queda emplatar y servir.
  • Sepia a la plancha con ajo y perejil: necesitaremos una sepia, aceite de oliva, perejil y un ajo. Situaremos la sepia en la plancha y cuando estimemos que esté casi hecha, le añadiremos el ajo picado con el perejil y algo de ajo triturado. Prácticamente al mismo tiempo, lo serviremos en un plato puesto que, en muy pocos minutos, tendremos el manjar listo para ser disfrutado.
  • Muslo de pollo sobre verduras al vapor y salsa con ajos tiernos: para hacer esta receta precisaremos de 4 muslos de pollo deshuesados, salpimienta, un brócoli en ramilletes, 150 gramos de guisantes, 200 gramos de judías planas cortadas en bastoncillos, también dos ajos troceados y tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 300 mililitros de nata líquida baja en grasa, cuatro ramilletes de eneldo fresco picado, pimienta negra y sal gorda. Una vez tengamos los ingredientes, pasaremos a calentar bien la plancha. Posicionaremos los muslos de pollo y echaremos con una cuchara el aceite. En principio lo tendremos a fuego alto para marcar la carne por los dos lados, pero después a fuego medio que se cocine el pollo con tranquilidad. Mientras tanto, coceremos en una olla la verdura al vapor y la reservaremos templada. Verteremos el aceite de oliva virgen extra que queda en una sartén y lo dejaremos calentar. Tras eso añadiremos los ajos tiernos y mezclaremos hasta que empieza a cambiar de color. En ese instante añadiremos la nata, salpimienta y dejaremos que la salsa ligue. Quitamos la sartén del fuego y añadiremos el eneldo y dejaremos mezclar bien los ingredientes. Al estar esto listo, procederemos a emplatar repartiendo la verdura sobre los muslos de pollo en los platos, verteremos la salsa y a comer.

La producción de ajos en España y los problemas derivados de su éxito

En nuestro país y más concretamente en tierras manchegas se cultiva gran parte del ajo que se comercializa en España, una producción que temporada tras temporada sigue batiendo records debido a la gran demanda que existe a lo largo del planeta por el producto. Esta creciente cantidad de ventas hace que no solo los agricultores y empresarios del sector busquen aumentar la producción, sino que también aparezcan bandas organizadas que buscan robar la materia prima para luego venderla en el mercado negro. Sin ir más lejos, el pasado mes de julio las mafias rumanas sustrajeron más de 13.000 kilos de ajos a un mismo productor, por lo que el conjunto de agricultores pide un mayor control para garantizar la seguridad de sus cultivos.