El marketing, un sector que se adapta con rapidez a los cambios del planeta

El marketing, un sector que se adapta con rapidez a los cambios del planeta

Desde hace ya unos años en todo el planeta venimos viviendo un cambio significativo de nuestra forma de pensar, tanto como personas físicas como jurídicas y es que poco a poco, aunque todavía queden algunos que lo nieguen, nos damos cuenta de que el cambio climático es una realidad patente que cada año nos afecta en mayor medida, es por ello que comenzamos a concienciarnos de que no podemos seguir con los hábitos que tenemos y debemos de optar por unos más ecológicos y sostenibles para que el planeta y nosotros, sigamos avanzando, sin que unos nos destruyamos a los otros.

Esto es un hecho del que todos debemos aportar nuestro granito de arena y tenemos que formar parte de este movimiento global que nos lleva a un mundo más verde, más limpio y más respetuoso con el medio ambiente. Para llevar esto a cabo, además de las diferentes acciones ciudadanas que se realizan, los departamentos de marketing y branding de las grandes empresas junto con los responsables de las áreas de responsabilidad social corporativa vienen realizando acciones importantes cada año con el fin de hacer este planeta, un lugar mejor. En este caso, por poneros un ejemplo concreto, existe el llevado a cabo por el programa ‘Un árbol nuevo’ de Abanca, la entidad bancaria filial de Banesco en España, que ha reforestado las localidades gallegas de Miño y As Neves con más de mil ejemplares de árboles autóctonos y es que estas áreas en concreto, eran unas de las que más afectadas se habían visto por los incendios del pasado otoño en la comunidad gallega.

Sin embargo, no solo la entidad financiera es la única que ha apostado por esta estrategia ya que en la actualidad tenemos gran cantidad de ejemplos de compañías que apuestan por un marketing responsable para seguir atrayendo a sus clientes y, si es posible, a nuevos. Empresas conocidas en todo el mundo como McDonald’s, Coca-Cola, Vodafone o Nespresso entre otras, también llevan años decantándose por esta estrategia y es que como os decimos, el futuro de nuestro planeta gira en torno a lo verde, a la ecología por lo que quedarse fuera de este tren, es perder una batalla importante de cara al futuro, tanto empresarial como social.

Los expertos en marketing han de saber anticiparse y adaptarse a los cambios que se van produciendo en el planeta y es que, si os fijáis, en una sociedad cada vez más concienciada y más igualitaria, dar un paso en falso puede provocar que nuestras campañas comerciales chirríen, de tal forma que, en vez de lograr atraer clientes, lo que hayamos hecho sea perderlos por tratar algún tema que se creía superado.

Sin irnos muy lejos en el tiempo, hace tan solo unos meses, saltaba una gran polémica en todo el mundo por una campaña de la firma sueca de ropa H&M en la que, creemos que, por descuido, podíamos leer en el diseño de una sudadera que vestía un niño de color la frase “El mono más cool de la selva”. Como es lógico, la compañía retiró rápidamente la publicidad a la vez que comenzó a ofrecer disculpas a toda la comunidad de usuarios de internet y personas en general que se hayan podido sentir ofendidas por el error. Sin embargo, algo que hace tan solo unos años quedaría en un revuelo local, por parte de la persona que se haya dado cuenta del fallo y su círculo de amigos, hoy en día, por las redes sociales y la interconexión que nos ofrece la red para todos los usuarios en el mundo, esto se ha convertido en tendencia mundial, por lo que, desde que la primera persona se percató en Reino Unido hasta que se había conocido la noticia a lo largo de todo el planeta, tan solo pasaron unos minutos.

La anticipación, la frialdad y la capacidad de reacción, claves en el marketing

La anticipación a los cambios que puedan venir es un aspecto clave para el marketing y es que, si no nos pilla desprevenidos, será mucho más fácil y más clara nuestra reacción y estrategia, al igual que pasa con la frialdad. En este caso debemos tener clara nuestra función y no trabajar en caliente puesto que las consecuencias pueden ser desastrosas para la compañía si hacemos un trabajo sin meditarlo antes y ver sus pros y sus contras, no obstante, también es fundamental que tengamos una buena capacidad de reacción por si en algún momento dado nos coge una crisis de comunicación que no hayamos previsto.