El mundo a un click

El mundo a un click

Vivir en un pueblo, alejado del bullicio de la gente y de la contaminación, tiene grandes ventajas, y en días como hoy en el que los periódicos no dejan de hablar de la boina de polución que hay sobre Madrid me doy más cuenta que nunca de la suerte que tengo. Sin embargo, también tiene sus desventajas, y es que la organización es primordial para prevenir ciertos problemas con los que puedes darte de bruces todos los días. Si nos quedamos sin leche, por ejemplo, no es sencillo salir a comprar, pues solo hay una tienda de ultramarinos en todo el pueblo, y además no siempre tiene de todo, de hecho normalmente solo tiene lo básico así que siempre tienes que tener de sobra para evitar estos líos.

Yo ya he aprendido la lección, más a la fuerza que otra cosa, y os puedo asegurar que hay algo que facilita mucho la vida rural: Internet.

Internet facilita la vida en pueblos y aldeas

Si tienes acceso a Internet tienes acceso al mundo: información, actualidad, compras, comunicación… todo lo puedes hacer a través de una pantalla de ordenador, ahora bien, para eso has de tener conexión. Puede que pensemos que hoy en día todo el mundo está conectado, que no hay lugar del mundo (en España al menos), donde no llegue la comunicación en red, pero en realidad todos los que vivimos en pueblos pequeños sabemos lo complicado que puede llegar a ser conseguir una buena conexión a Internet. Ni Movistar, ni Ono, ni Jazztel… casi ninguna compañía llega hasta nosotros, y sólo algunas empresas especializadas son capaces de hacernos llegar señal. Wificom es la que yo os recomiendo, con su Internet de banda ancha rural no he tenido nunca problemas, algo que con otras compañías me pasaba a menudo: o no iba el servidor, o iba todo muy lento o ni siquiera respondía la red. Ahora navego sin problemas y, si no recuerdo mal, tengo 20Mb de bajada y 3Mb de subida, que puede que comparados con los 300 que se ofrecen en las ciudades sea poco, pero da de sobra incluso para ver una serie en streaming.

Lógicamente, para poder disfrutar de Internet doy por hecho que tendréis ordenador. Sé que puede ser irónico alejarte del mundanal ruido y luego depender de un ordenador pero es que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Yo no odio las tecnologías, lo que odio es el uso que hacemos de ellas, exagerado, contaminante, y a veces innecesario. Prefiero la vida rural, pero eso no significa que sea Amish.

Para tener el ordenador siempre a punto os recomiendo todomuybarato.es. Llegan a todas partes con sus envíos, al menos a mí no me han fallado nunca, y suelen tardar unas 48 horas de media, así que es bastante rápido todo.

Luego todo es coser y cantar. Con un ordenador en buen estado y una conexión a Internet puedes tener acceso a todo. Obviamente para ir al cine tienes que desplazarte a algún pueblo más grande o a la ciudad, igual que si un día tienes ganas de fiesta porque aquí, aparte de un pequeño bar familiar con tapas riquísimas no vas a encontrar ningún tipo de local tipo pub, pero a mí me merece la pena porque al final solo salgo un par de veces al mes en ese plan, el resto de tiempo prefiero mis paseos por el campo, mis películas en casa, mis cenas con amigos y mi vida relajada.

En cuestión de compras también he localizado un buen supermercado online, para evitar tener que desplazarme demasiado a la urbe, se llama Tu Club de Compras y sobre todo me encanta porque tienen esta sección de supermercado ecológico online donde hay multitud de productos naturales. Pero además tienen sección de papelería, librería, mascotas… es difícil buscar algo que ellos no puedan enviarte a casa, y siempre en menos de 48 horas.

Cada día resulta más sencillo vivir en pueblos, aldeas o en las afueras de las ciudades y yo, por ejemplo, no lo cambiaría por nada.