Piscina ¡sí!, pero sin bichitos…

Piscina ¡sí!, pero sin bichitos…

En mi pueblo estamos todos los años esperando frenéticos a que por fin abran la piscina municipal en verano para poder refrescarnos y pasárnoslo bien con los amigos. ¡Y lo conseguimos! Sin embargo, el año pasado fue verdaderamente horroroso porque la piscina estuvo infestada por todo tipo de insectos, como si todas las especies del mundo se hubieran puesto de acuerdo para ir a veranear a nuestro pequeño pueblo andaluz y se hubieran “hospedado”, en concreto, en los alrededores de nuestra piscina municipal. Exagero y bromeo, por supuesto, pero sí que es verdad que el verano pasado por culpa de la cantidad de hormigas, avispas y otro tipo de insectos que nos ocasionaron muchas molestias, lo pasamos más bien mal.

No obstante, ello permitió que después de las numerosas quejas que recibió el ayuntamiento por parte de los vecinos y demás, este año decidiera actuar a tiempo para que esto no volviera a suceder durante estos meses estivales, y por ello contactaron a Control Plag, S.L., un grupo que lleva desde el año 1994 proponiendo sus servicios en el sector de Control de Plagas en Almería y que se caracteriza por una rigurosa seriedad, eficacia y puntualidad en sus diversos y variados trabajos, en los que se encuentran la fumigación, eliminación de cucarachas, desinsectación, desratización, control de aves, tratamientos de madera, tratamientos especiales anti-hormigas, dispensadores de aromas, insectocutores de trampas adhesivas, etc. Como lo podéis comprobar, todo lo necesario para pasar un buen verano libre de bichitos. Porque digamos lo que digamos, y nos gusten mucho los animales, a este tipo de especies tenerlas cerca de nosotros e invadiendo nuestro entorno y molestándonos, ¡pues la verdad es que no nos hace mucha gracia ni nos gusta!

Llega el calorcito y con el proliferan los insectos indeseables

Cuando llega el calorcito, es cuando proliferan todo tipo de insectos indeseables como las cucarachas, hormigas, arañas, etc.que ocasionan muchas molestias, y que pueden contaminar, además, nuestros alimentos e incluso transmitirnos enfermedades. Al haber tenido este año un invierno muy seco durante el cual ha llovido muy poco, el aumento de las temperaturas ha hecho que en nuestras calles, casas, lugares de ocio, restaurantes, piscinas, etc.,  se haya incrementado la presencia de ciertos insectos, como las cucarachas, arañas, mosquitos, pulgas y hormigas. Pues, hay que saber que estos insectos sienten una atracción particular por el calor, los restos de comida, el agua y la luz propia a la época estival. Entre estos molestos insectos, se encuentran las cucarachas, por ejemplo, y si nos percatamos de su presencia hay que actuar de inmediato para evitar su reproducción ya que éstas pueden transmitir enfermedades graves como la salmonelosis o la disentería.

Durante los meses de calor, es imprescindible combatirlas por motivos de higiene pero también económicos. Pues, ¡a ningún cliente le gusta encontrarse a una cucaracha ahí donde esté! ¿O no? Vienen luego también las arañas que son otra de las especies más frecuentes durante estos meses veraniegos y a las que se debe asimismo prestar suma atención. Su presencia en las piscinas, como lo fue también en el caso de nuestro pueblo, o en los lugares rodeados de jardines, plantas, flores y fuentes, suelen ser de lo más corriente y no sin efecto dañino, ya que sus picaduras pueden crear en algunas personas una reacción alérgica que puede ocasionar graves consecuencias.

En cuanto a las hormigas, aunque éstas no suelan crear problemas de salud, no por ello se deba tener que aguantar su presencia puesto que si hay una especie particularmente molesta en época estival, ¡es bien ésta! Su presencia a veces puede convertirse en una plaga, por ejemplo, en los jardines de cualquier lugar, en el interior de un restaurante, en el de un comedor escolar, etc. Por todo ello, y para evitar la intrusión de insectos rastreros en lugares muy frecuentados por personas, como en el caso de nuestra piscina municipal, nuestro ayuntamiento tomó las medidas oportunas en nuestro pueblo para evitar su propagación dirigiéndose a la empresa Control Plag, S.L.,

Control de Plagas en Almería, para limpiar y  preservar el medio ambiente y evitar así lo que podría haber sido un riesgo sanitario importante para todos. Ello ha hecho que la calidad de vida de todos los vecinos y veraneantes que vienen durante estos meses de vacaciones a relajarse y a disfrutar del buen tiempo en nuestro pueblo se haya incrementado. Porque y francamente, después de todas estas medidas tomadas, ¡este año se nota y ya sólo nos toca ahora disfrutar a tope de un buen baño y de unas refrescantes cervecitas y deliciosas tapitas en el bar de nuestra piscina durante este anhelado tiempo de ocio!