El caucho reciclado y sus aplicaciones

El caucho reciclado y sus aplicaciones

El reciclaje de neumáticos es una industria con un futuro muy prometedor y esto se evidencia en las miles de aplicaciones que podemos encontrar para los cauchos reciclados hoy en día y el número de empresas cada vez más creciente que están uniendo fuerzas para apostar por este material.

La industria del reciclaje de neumáticos en España

De acuerdo a estudios, en España se generan cada año 250.000 toneladas de neumáticos usados, de los que casi la mitad se depositan en vertederos controlados sin tratar. Hasta hace poco, la forma de eliminar estos residuos había sido la quema directa, la cual es contraproducente para el medio ambiente debido a que produce emisiones de gases que contienen partículas nocivas para el entorno.

Por lo mismo, en 1999, la Unión Europea aprobó una directiva en la que se prohibía la eliminación por depósito en vertedero de los neumáticos enteros a partir de 2003 y de los neumáticos troceados a partir de 2006.

A su vez, y gracias a ese contexto legislativo, comienza sus labores la primera planta de reciclaje y tratamiento de neumáticos fuera de uso en Andalucía. La fábrica, ubicada en Espeluy (Jaén), ha tenido un coste de 5,1 millones de euros y ha sido impulsada por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta andaluza, a través de su empresa pública de Gestión Medioambiental (Egmasa), que participa en un 35% en esta iniciativa junto al Grupo CGC, antigua Compañía General de Carbones, que ostenta el 65% restante.

La misma cuenta con una capacidad para tratar cerca de 18.000 toneladas de neumáticos al año, permitiendo que con el material reciclado resultante, se genere material para suelo deportivo, aislamientos acústicos o firme de carreteras, entre otras aplicaciones: «Mediante la trituración, los neumáticos usados se separan, por un lado el caucho vulcanizado, el acero y las fibras», explica Felipe Sánchez, jefe de planta.

En la actualidad, todo este proceso de reciclaje lo financia por adelantado el usuario de los mismos, que paga alrededor de dos euros cuando adquiere uno en un taller. Dicho dinero se destina a la empresa que se encargará de la recogida de los neumáticos usados de los talleres. Luego, estos se almacenan en vertederos hasta que son trasladados a las empresas de reciclaje, las cuales son las encargadas de la valorización de estos residuos.

Proceso de reciclaje de un caucho

La industria dedicada a este proceso cada vez es mayor, ya que la demanda de productos que resultan del proceso de reciclaje de neumáticos ha interesado a muchos empresarios, sobre todo a la hora de invertir en tecnología; y es que se puede producir todo tipo de artículos en caucho de excelente calidad.

Por lo general, el caucho se transforma mediante un proceso de vulcanización con azufre o dicloruro de azufre, por medio de extrusoras de neumáticos que permiten perfiles de hasta 200 mm.

Después, pasa por un proceso de prensado, corte y troquelado, donde se pueden crear infinidad de formas en caucho con distintas utilidades.

También, el caucho puede ser un generador de energía mediante la combustión de residuos, gracias a su  elevada temperatura, la cual puede producir energía eléctrica. Asimismo y gracias al proceso de pirólisis se puede obtener un gas similar al propano, calentando el caucho sin presencia de oxígeno, mientras se obtienen hidrocarburos sólidos y gaseosos mediante el proceso de termólisis.

Beneficios de la reutilización de neumáticos

  • Evitas incendios.
  • Contribuyes con el desarrollo industrial para la fabricación de diversos artículos de gran utilidad en la industria automotriz a base de neumáticos reciclados.
  • Ayudas a la preservación del medio ambiente.

Aplicaciones del caucho reciclado

El caucho reciclado, en polvo o partículas pequeñas, tiene variedad de aplicaciones útiles, como en el caso de los pavimentos deportivos, pistas de atletismo y tenis, pavimentos de seguridad, aislamiento acústico y mezclas con derivados del betún para mejorar las condiciones del firme con más durabilidad, reducción de ruido.

Este, a su vez, representa una fuente de energía que puede ser aprovechada de formas distintas. A continuación, el equipo experto en neumáticos y productos derivados de Ruedas Llopis, te cuenta los usos más comunes:

  • Producción de artículos para el hogar y elementos decorativos como sillas cubiertas de cuerda, lámparas, escaleras exteriores, columpios, maceteros, etc.
  • Elaboración de productos industriales y para la construcción.
  • Sirve como aditivo para mejorar las mezclas usadas para el asfaltado de carreteras.
  • Es un combustible alternativo productor de energía.
  • Relleno de campos de césped artificial, la cual debe ser la forma más común de aprovechar el granulado de caucho obtenido en el reciclado del neumático.
  • Fabricación de suelos elásticos, pavimentos deportivos y para parques infantiles. Las losetas y piezas de caucho reciclado que se utilizan para este fin son productos ecológicos, con el 90 por ciento de sus componentes procedentes de neumáticos usados. Además, estos suelos absorben los impactos, son elásticos, secan con rapidez, amortiguan los ruidos y no son perjudiciales para la salud, lo cual los hace ideales para tal trabajo.
  • Proyectos de obra civil. La rueda triturada o entera se emplea en rellenos de terraplenes, balsas de infiltración, depósitos de agua para sistemas de protección contra incendios o sujeción de láminas de impermeabilización en vertederos.
  • Asfaltado de calles y carreteras. Con el polvo del caucho del neumático, por ejemplo, se pueden obtener mezclas bituminosas que sirven para asfaltar las carreteras. Estas mezclas son ideales ya que los materiales obtenidos se agrietan menos y causan un menor ruido con el rozamiento de los vehículos.
  • Valorización energética. Estos productos sirven como combustible de sustitución en cementeras y para la obtención de energía en plantas de incineración de residuos.
  • Elaboración de suelas de calzado, los cuales ya se están comercializando por variedad de marcas de moda en sus modelos de zapatos, zapatillas o chanclas.
  • Creación de barreras de contención como elementos de seguridad en las carreteras. Sus impulsores incorporan gránulos de caucho reciclado en el hormigón de dichas barreras para darles mayor flexibilidad.
  • Obras de arte. Por ejemplo, el escultor Ángel Cañas se ha hecho famoso realizando obras de gran formato con neumáticos viejos de coches, motos, etc, que recoge de vertederos especializados y talleres.

Polvo de caucho, un producto con visión

Este es un proyecto, que comenzó a desarrollarse en el año 2013, y ahora ya está en su última fase de ejecución y cuyo objetivo principal es la producción de MRP a nivel industrial.

Esta tecnología bautizada con el nombre de MRP, que se encarga de  transformar residuos en recursos, dará como resultado cauchos ecológicos, plásticos industriales y otros materiales de gran consumo.

“Se trata de convertir los neumáticos fuera de uso en polvo de caucho a escala micrométrica para utilizarlo en una amplia gama de aplicaciones industriales” asegura Alan Barton, director ejecutivo de Lehigh Technologies.

Leigh es una compañía especializada en la fabricación de materias primas sostenibles con más de diez años de experiencia en la comercialización de polvo de caucho. Esta fabrica polvo de caucho micronizado por medio de procesos industriales que convierten el caucho en un polvo fino e inerte, ideal para combinar con otros materiales, y que ahora  dará servicio a toda la región de Europa, Oriente Medio y África, incluyendo Rusia.

Esto en respuesta a que a medida que aumenta la demanda de MRP en la zona, la capacidad de fabricación se comienza a ampliar para garantizar el suministro fiable, contando con que la entrada de esta y otras empresas del rubro podrán satisfacer más fácilmente la oferta y demanda de este nuevo material.

“Estamos en pleno proceso de expansión. Empresas líderes de neumáticos, asfaltos y plásticos de todo el mundo se están dando cuenta de las bondades del MRP y el valor añadido que puede ofrecer a sus procesos de fabricación”, señala Barton.

Aplicaciones del polvo de caucho

Algunas de las aplicaciones más útiles de este material son:

  • Muros anti-explosivos

El Departamento de Ingeniería Mecánica y Materiales de la Escuela Politécnica Superior de Alcoy, Universidad Politécnica de Valencia, ha comenzado a desarrollar productos resistentes contra impactos de proyectil y explosivos a partir de GTR (Ground Tire Rubber), CTR (Crumb Tire Rubber) resultados del triturado de neumáticos y hormigón armado mediante sinterizado, con diferente granulometría.

  • Tejas

La teja de caucho reciclado  es un elemento muy versátil y de propiedades muy interesantes para la industria de la construcción, el cual se puede adquirir a un bajo precio y con el beneficio de que generas un bajo impacto ecológico, ya que es elaborado de manera íntegra mediante un proceso de reciclaje. Esto significa un doble beneficio ecológico: reutilizamos un material para su uso en una nueva construcción y evitamos así la fabricación de nueva teja ya sea de tipo cerámica o como quiere imitar este producto, la extracción de pizarra.

  • Aditivo

El polvo o granulado de caucho se puede utilizar como aditivo para otros materiales, ya que al combinar o agregar estas partículas a otro material podemos modificar las características del mismo.

Los ejemplos más comunes de esta aplicación son en mezclas asfálticas y hormigones; por lo que se destaca su utilización como aditivo para productos plásticos.