La pizarra, clave en el crecimiento del turismo rural en los pueblos negros

La pizarra, clave en el crecimiento del turismo rural en los pueblos negros

Los pueblos son lugares mucho más interesantes de lo que podemos llegar a creer. Este tipo de lugares tiene su mística, tiene su tradición, tiene su arquitectura. Y la verdad es que son lugares que bien merecen una visita. El turismo rural es una de las mejores inversiones de tiempo que podemos hacer para disfrutar de nuestros días libres y la verdad es que cada vez más gente se está dando cuenta de ello. Cada una de las provincias de nuestro país tiene un pueblo que tiene la capacidad de llamar la atención y que puede hacernos vivir una experiencia memorable.

Lo más importante de todo es que un pueblo nos puede proporcionar una tranquilidad muy grande, lo suficiente como para disponer de una tranquilidad que en otro momento puede ser inalcanzable. La comodidad de los alojamientos es otra de las grandes ventajas de los pueblos, que disponen de ese espacio que en muchas ciudades no existe y que es fundamental para que la gente no se sienta agobiada y encerrada. Por si fuera poco todo lo que ya hemos indicado, os diremos que la gastronomía de los pueblos es muy interesante y tiene la capacidad de llamar poderosamente la atención de propios y extraños.

Antes decíamos que los pueblos tienen su propia arquitectura y de eso os queremos hablar en los párrafos que siguen. En concreto, queremos hacer incidencia en el tejado. Estamos hablando de una parte fundamental en el hogar porque proporciona seguridad, protección y confortabilidad. Y es que es un elemento indispensable para garantizar una cierta calidad de vida. Se trata de una parte que es elemental en lo que tiene que ver con el aislamiento del hogar y, por tanto, es de una relevancia muy grande a la hora de estar a salvo de las temperaturas extremas que se registran en muchas de las zonas de nuestro país y también de los ruidos.

Queremos hablar de los tejados de las viviendas situadas en los pueblos principalmente porque es en estos sitios donde se apuesta por la pizarra en relación a estos tejados. Se trata del material más interesante para un tejado porque es el más resistente y el que llama más la atención. Fijaos en todos esos pueblos que se dicen llamar los de la arquitectura negra y que se sitúan en la provincia de Guadalajara y en la de Madrid. Estos pueblos reciben visitantes de toda la geografía nacional y de otros países principalmente porque los tejados de sus viviendas tienen la capacidad de llamar la atención de propios y extraños.

Se trata, además, de un sector que empieza a tener su importancia en el interior de nuestras fronteras. En concreto, y según indica una noticia que fue publicada en la página web Focus Piedra, la facturación del sector fue de 324 millones de euros en el año 2021. Esto viene a decir que estamos en un momento de crecimiento en lo que respecta a esta actividad y las previsiones de futuro apuntan a que este crecimiento no se va a detener aquí ni mucho menos. Y es que España se ha convertido en el país que más pizarra produce de todo el mundo.

España ha aprovechado que los países que han dominado la producción de pizarra se han quedado ya sin recursos. El mejor ejemplo de ello es el Reino Unido, que ha dominado la producción de pizarra durante una enorme cantidad de años y que ahora ya no puede competir con todo lo que se produce en el interior de nuestras fronteras. Está claro que nuestro país es el más relevante en lo que tiene que ver con la producción de pizarra de todo el mundo y que tiene reservas como para permanecer ahí durante una buena cantidad de años.

Ya no solo es que España sea el principal referente en lo que tiene que ver con la producción de pizarra de todo el mundo, sino que también es el país que más exporta, con los beneficios económicos que eso conlleva para las empresas españolas que forman parte del sector. Lo que acabamos de comentar no nos lo hemos inventado, sino que es algo que apuntó una noticia publicada en la página web de Aeic. La verdad es que esta es una muy buena noticia de la que tenemos que sacar una rentabilidad muy grande.

Tenemos una oportunidad, por tanto, para que nuestro país siga teniendo una cantidad considerable y creciente de pueblos negros, esos que proporcionan una belleza muy peculiar a nuestros pueblos y que están contribuyendo a que España siga siendo una potencia turística. Ya hemos dicho que este tipo de arquitectura es muy llamativa y que genera un enorme efecto llamada entre unos turistas que están deseando obtener una experiencia increíble en lugares como de los que estamos hablando.

Si está creciendo el turismo rural en un país como el nuestro, es porque los pueblos tienen una cantidad de cosas muy grandes que mostrar. Los tejados de pizarra son un reclamo y ese es el motivo, de acuerdo a la opinión de los responsables de Ardoises D’Espagne, por el que está creciendo la demanda de este tipo de material para la construcción de viviendas en muchos de los municipios de nuestro país. Sin duda, es una noticia excelente que así sea. Potenciar la belleza de nuestras regiones es algo que va a hacer de ellas lugares todavía más especiales.

No solo para los tejados se usa la pizarra

La resistencia de un material como del que estamos hablando hace que no solo se use para los tejados de las viviendas. También es bastante habitual que se use este material en los suelos, para evitar grietas y demás desperfectos. Ni que decir tiene que esto no solo hace que esas viviendas sean mejores y estén más protegidas, sino que también ayuda a que esa casa sea más bonita. Pocos materiales, por no decir ninguno, tienen la capacidad de ser tan útiles y bellos al mismo tiempo.

Esa mezcla de belleza y utilidad es el secreto de la pizarra y el motivo por el que todo el mundo sueña con disponer de un material como este para su vivienda. La verdad es que no nos extraña en absoluto el marketing que empieza a tener este material y, de hecho, tenemos la sensación de que todavía no ha vivido su momento de mayor apogeo, si bien eso lo vamos a ir viendo de cara a los próximos años. Será buena noticia que ese marketing siga siendo cada vez más grande si tenemos en cuenta que España es el productor principal en todo el mundo.

La economía española necesitaba buenas noticias y no cabe duda de que la pizarra le ha proporcionado una de las mejores posibles. Estamos convencidos de que vamos a saber sacar rédito de este asunto, ya sea teniendo en cuenta los beneficios económicos que su producción y exportación genera o ya sea edificando todavía más edificios que hagan de la arquitectura negra una seña de identidad más grande todavía de nuestro territorio, con lo que eso puede suponer en términos de facturación e imagen para nuestro turismo. Está claro que tenemos abierto todo un abanico de posibilidades.

Un habitual en la rehabilitación de edificios 

En España, lo más habitual en lo que respecta al sector de la construcción es que se rehabiliten los edificios en lugar de derribarlos y levantarlos posteriormente. Hay muchas ayudas en lo que respecta a esta rehabilitación que proceden de la Unión Europea y muchas de esas rehabilitaciones se aprovechan para cambiar materiales y apostar por la pizarra como el elegido para nuestros tejados y superficies. Sin duda, es una idea estupenda que a buen seguro va a terminar siendo compartida por una enorme cantidad de gente en nuestro país.

No cabe la menor duda de que está rehabilitación de edificios va a continuar siendo una cuestión bastante recurrente en el futuro. En España hay una enorme cantidad de viviendas que cuentan ya con bastantes años de edad y que, desde luego, van a necesitar una reforma más pronto que tarde. Y es en ese momento cuando los dueños o dueñas van a ver en la pizarra un material idóneo para intentar, además de mejorar la comodidad del lugar, otorgarle una imagen mucho más característica y bonita, factores que también van a hacer que nos sintamos mucho mejor en casa.

Todo el mundo tiene claro que la pizarra es un material especial. Por eso, en España tenemos que presumir mucho más de él y un ejemplo claro de ello es todo lo que tiene que ver con ese turismo rural que podemos realizar en las localidades en las que es típica la arquitectura negra. Es la mejor manera de vender que tenemos una pizarra de calidad y que nuestro país ha sabido usarla a la perfección en beneficio de las personas. No todo el mundo puede decir eso, os lo podemos asegurar. Nuestra pizarra es un motivo grande de orgullo.