Consejos para conseguir una decoración rústica

Si te encanta el verde y los materiales naturales opta por el estilo rústico. Es un estilo que sigue marcado tendencia y con esta decoración puedes lograr estancias más confortables y acogedoras.

Si quieres lograr un dormitorio de estilo rústico, no te pierdas las siguientes recomendaciones. ¡Toma nota!

Ropa de cama verde

Puedes vestir tu cama con ropa de cama a capas y con un suave verde. Incorpora cojines mullidos en tonos pasteles y un puff de lana a los pies de la cama. ¡También puedes colocar un mueble recuperado!

Muebles de madera

Si quieres un estilo rústico pero con toques modernos, te aconsejamos un cabecero pintado de negro, lámparas negras, cortinas grises y muebles de madera. Decora la cama con lana y en tonos tierra.

Ventanal

Incluye en la habitación un enorme ventanal para disfrutar de las vistas al jardín. Puedes decorar el dormitorio con un estilo rústico pero con detalles clásicos.

Opta por unas cortinas en tono beige largas y tupidas, ropa de cama blanca combinada con plaids y cojines en colores tierra.

Dormitorio en blanco

Para iluminar la habitación añade el color blanco en las vigas, en el cabecero, en la ropa de cama y en la butaca. ¡Conseguirás un espacio más luminoso y natural!

Cabecero de madera

En el verano puedes decorar la habitación con un cabecero de madera, una alfombra de fibras, ropa de cama en tono pastel y cortinas blancas.

Cabecero de papel

Otra opción es decorar la habitación con un cabecero de papel que imita la piel de potro. Y para dar un toque más campestre, puedes incorporar la lana en la manta y los cojines.

Cabecero de franela

También puedes aportar un toque más moderno si añades un cabecero forrado en franela y pinta las paredes en un suave color topo. Decora la cama con cojines pequeños en verde y un plaid en azul.

Gris y blanco

Te encantará el estilo rústico urbano, así que la madera del techo píntala en blanco, porque conseguirás más luminosidad y amplitud.

Completa la decoración con ropa de cama en gris, una butaca de fibras y un armario de madera.

«Aprovecha elementos como unas tinajas de barro, damajuanas o lecheras para modernizarlos e integrarlos en la decoración. Puedes pintarlos, usarlos como floreros, llenar las damajuanas de cristal con una guirnalda de luces, convertir las tinajas o lecheras de latón en macetas… Deja que la imaginación y la creatividad te sorprendan», informa La Vanguardia.

Madera oscura

Puedes decorar la habitación con madera oscura, pero es aconsejable pintar las paredes en blanco. En los dormitorios campestres es habitual la combinación de blancos y azules.

Estampado floral

Tampoco puede faltar el estampado floral en un dormitorio rural. Si quieres puedes añadir este estampado en las cortinas o en la ropa de cama.

También puedes optar por una mosquitera. Los profesionales de Spadico, expertos en productos de cerrajería y bridas para la instalación de mallas, aconsejan que la fibra sea de vidrio o aluminio.

Puertas y ventanas de madera

Recupera puertas y ventanas originales en madera para lograr ese estilo campestre. Debes saber que las contraventanas decoran y con ellas no necesitas persianas.

Suelos de madera

Te aconsejamos los suelos de madera para tu dormitorio, porque es un material muy vinculado al estilo rural. Pero también puedes optar por otros materiales tradicionales, como el barro o la baldosa hidráulica.

Acabados en cemento 

Para decorar un dormitorio rústico opta por las pinturas con efecto o los acabados en cemento en tonalidades tierra. Combina este acabado con maderas en el mismo tono, para conseguir un efecto artesanal.

También puedes apostar por las vigas en madera y un mobiliario sencillo, pero con rebajes en los frentes. Si la casa tiene vigas, puedes pintarlas de blanco, aunque también puedes líjalas y dejar la madera al natural.

Sin puerta

Sustituye una puerta por una cortina de tela con cuerpo y cuélgala de una barra de madera o de forja.

Troncos en madera natural

Usa troncos en madera tosca y bruta como mesita de noche, taburete, puf, mesa auxiliar, etc. Es importante incorporar la madera en los muebles, paredes, techos o suelos.

Accesorios en fibra

Que no falte en tu dormitorio accesorios en fibra natural como el ratán, mimbre, cáñamo, sisal, etc. Aportan calidez y combinan con la madera y el metal.

Tejidos naturales

Los tejidos naturales encajan en el estilo rústico. En verano opta por el algodón y el lino, ya que pueden combinarse en visillos ligeros y fundas de cojín más gruesas.

Cuando llega el otoño e invierno, escoge los textiles más cálidos como la lana, fieltro, ante, cuero…

Comparte el post:

Related Posts

Scroll al inicio