¿Cuánto contamina un motor de coche?

¿Cuánto contamina un motor de coche?

En las últimas semanas solo se habla del tema gasolina y diesel. ¿Tanto contaminan los motores de un coche? La situación se encuentra en un punto vital, ya que el Gobierno está dispuesto a declararle la guerra a los coches diesel. “Durará más o menos, pero sabemos que el impacto de las partículas que emite en lo que respiramos es suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida”, afirmó la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Vamos a intentar aclarar las cosas. El automóvil produce dos tipos de sustancias muy diferentes, las que son contaminantes y las emisiones de CO2 que no son dañinas para la salud directamente pero que contribuyen al calentamiento global, provocando el efecto invernadero. Las primeras son las realmente peligrosas, las emisiones de óxidos nitrosos, de partículas no quemadas, monóxido de carbono, de hidrocarburos y algunas otras en menor medida. Estas las emiten los diesel , pero los antiguos, no los de ahora. Por eso, se tiene que entender que la guerra es contra los coches antiguos.

Los coches modernos diésel incorporan un filtro de partículas para eliminar prácticamente el 100% de las partículas no quemadas en su combustión, esas son las que provocan que las ciudades se vean como con una especie de boina. También tienen un sistema para eliminar los óxidos nitrosos en base a una disolución de urea que reduce hasta prácticamente cero las emisiones de estos peligrosos compuestos de nitrógeno. Por ello, un diésel moderno es un gasolina moderno, algo que choca con el mensaje que nos envían.

Emisiones de CO2

Otra cosa diferente son las emisiones de CO2. Un coche de gasolina emite al menos un 20 o un 25% más de CO2 que su equivalente diésel, y eso no hay manera de cambiarlo con las tecnologías actuales. De la misma manera que un coche de gasolina consume siempre más que uno de gasóleo similar.

En definitiva, la respuesta correcta a la pregunta inicial de qué motor contamina más. Pues ambos motores contaminan, pero la contaminación de los motores diésel es mucho más perjudicial para el ser humano de forma directa. Actualmente, en igualdad de condiciones es siempre peor un motor diésel que uno de gasolina.

Un motor reconstruido

Otra opción es probar por el motor reconstruido. Todos ellos pasan por estrictos controles de calidad que técnicos altamente cualificados realizan siguiendo una serie de especificaciones y medidas exactas. Está demostrado que un motor reconstruido utiliza y emite menos componentes dañinos y contaminantes al medio ambiente, siendo así un motor más verde y más recomendable. Así que ya no tienes excusa para no tener uno.

Además los componentes instalados superan, en muchas ocasiones, la calidad del equipo original, por lo que podemos afirmar que algunos de los motores reconstruidos que H.I.A. vende en España superan con creces las expectativas de los instalados originalmente en la fábrica.

Ventajas

Vas a comprobar un ahorro tremendo en energía en el proceso de deshecho de motores, entre otros procesos.

Y sobre todo un precio más económico. Los precios de estos motores pueden variar, ya que dependiendo de la marca de tu vehículo puede ascender o descender su precio, obviamente hay un cambio significativo en el precio de uno original a uno reconstruido, obteniendo un gran ahorro. Es aconsejable solicitar varios estimados de diferentes proveedores para determinar la mejor instalación del mejor motor por el mejor precio.

La reconstrucción de su motor dañado o la compra de un motor reconstruido puede ser la mejor solución para su vehículo, tanto a nivel económico como a nivel de funcionalidad.

Aunque los coches representan alrededor del 10% de la contaminación de la atmósfera, hay otras cosas que también contaminan y de las que no se dicen nada. Por ejemplo, los barcos y aviones utilizan combustibles similares al gasoil en niveles de contaminación directa. ¿De ellos no se dicen nada?

Has podido comprobar que parece que detrás de toda la guerra que el Gobierno ha montado contra los motores diesel hay muchos aspectos que no se conocen. Lo que está claro es que detrás de todo ello hay un sector potente, con muchos puestos de trabajo, que pueden estar en peligro de extinción. Habrá que sentarse a hablar.